Home / Salud / PREVENCIÓN: Probióticos, bacterias intestinales y peso

PREVENCIÓN: Probióticos, bacterias intestinales y peso

La forma más confiable de perder peso es comer una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad

Es cierto que la población de bacterias intestinales en personas obesas difiere de la población en personas delgadas. Se desconoce si esta diferencia contribuye a la obesidad o es una consecuencia de la obesidad.

Hasta ahora, la investigación no ha arrojado respuestas claras. Aunque es poco probable que tomar un probiótico cause daño, es posible que no ayude a combatir la obesidad.

En primer lugar, es importante comprender que el aumento de peso es esencialmente una función del desequilibrio energético. Subes de peso cuando ingieres más calorías de las que tu cuerpo quema. Y hay alguna evidencia de que las bacterias en el intestino juegan un papel en la eficiencia con la que el cuerpo extrae energía de los alimentos que llegan al intestino delgado.

LEE TAMBIÉN: Nueva oficina de DMV White Plains avanza

Su tracto digestivo, también llamado intestino, contiene billones de bacterias. Muchas de esas bacterias desempeñan funciones útiles en el cuerpo, incluida la metabolización de los nutrientes de los alimentos. Si bien gran parte de las bacterias en el intestino son valiosas, algunas no lo son. Se han realizado estudios sobre cómo un desequilibrio entre las bacterias intestinales buenas y malas podría contribuir a ciertos trastornos médicos.

Comer alimentos como el yogur y el chucrut que contienen probióticos, un tipo de bacterias “buenas”, o tomar un suplemento de probióticos se ha acreditado con beneficios para la salud.

Hasta la fecha, los únicos estudios que han mostrado resultados convincentes de que cambiar la composición de las bacterias intestinales, a veces llamado microbioma intestinal, afecta el peso se han realizado con ratones libres de gérmenes.

Un análisis de los resultados de los estudios de investigación publicados que han investigado los probióticos y la pérdida de peso no reveló respuestas claras. Esto se debe en parte a que los métodos de investigación variaron ampliamente entre esos estudios y se incluyó una variedad de probióticos diferentes.

LEE TAMBIÉN: Promueven Propuesta Uno en Westchester

Lo que está claro es que el factor más importante que determina la composición del microbioma intestinal es la dieta. Pero, de nuevo, eso pone en duda qué viene primero. ¿La obesidad conduce a cierto tipo de microbioma? ¿O un cierto tipo de microbioma conduce a la obesidad? Es desconocido.

Lo que se sabe es que puede tomar medidas para mantener un microbioma intestinal más saludable, y estas medidas también deberían ayudarlo en su proceso de pérdida de peso.

Por ejemplo, comer muchas frutas y verduras parece ayudar a que prosperen las bacterias buenas en el intestino. También puede ser beneficioso para llenarte y limitar el consumo excesivo de bocadillos y otras calorías innecesarias. Además, limitar la grasa, el azúcar y las fuentes animales de proteínas también puede ayudar a mantener un microbioma intestinal más saludable, porque las investigaciones muestran que las dietas ricas en esos alimentos se correlacionan con una composición bacteriana más desfavorable en el intestino.

La forma más confiable de perder peso es comer una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad, de modo que quemes más calorías de las que consumes, explica la Dra. Meera Shah, Endocrinología, Diabetes y Metabolismo, de Clínica de Mayo Clinic.

Publicado el 09 de Noviembre 2022

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. 2022.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE PERIÓDICO SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA Y ESCRITA DE LA EMPRESA EDITORA.

x

Check Also

Seis términos esenciales que cada cuidador de Alzheimer y demencia debe saber

FacebookTweetPinPrint El cuidado y atención de los pacientes de Alzheimer y demencia, son clave en ...