Home / Sin categoría / ¿Existe la malcriadez o malacrianza?

¿Existe la malcriadez o malacrianza?

Aprenda los mitos y realidades sobre el comportamiento de tus hijos

La fortaleza mental se obtiene de pensar de un modo realista y racional. Leer ayuda mucho.

La fortaleza mental se obtiene de pensar de un modo realista y racional. Leer ayuda mucho.

En los primeros años de vida es común escuchar “es un malcriado” “¡qué grosera está!” cuando el niño llora dentro de la cuna, como no permanece jugando sin hacer ruido, comienzan las denominaciones que alertan a los padres, los hace sentir inseguros sobre la forma de crianza. En esta atmósfera de estrés pocos se detienen a reflexionar cuáles son las verdaderas necesidades del bebé, tal vez no quiere estar solo, se siente aislado, quiere ver a mamá mientras juega.

A medida que crece y se convierte en niño sus rutinas son más exigentes, demanda más atención tratando de complacerse a sí mismo sin darle prioridad a las necesidades de sus padres, únicamente buscan descubrir el mundo que tiene a sus pies. Este panorama presenta una lista infinita de ¡no lo hagas! ¡eso no! ¡te dije que no! Estas son las actitudes que por costumbre o tradición, de generación en generación, revelan a un “malcriado o malcriada”.

Definición Formal
La Real Academia Española define Malcriadez como cualidad de malcriado, grosería, indecencia. Términos que no deberían otorgársele a un pequeño apenas en desarrollo, los especialistas relacionan este tipo de actitudes como respuesta a la mala enseñanza por parte de los adultos, quienes son los responsables de guiar a sus hijos; mostrarle lo correcto y lo incorrecto.

Detéctalo a Tiempo
Es hora de analizar la conducta del niño y revisar cuál es la postura de mamá y papá cuando resalten las siguientes señales:

• Arrebatos de irá sin explicación.
• Llanto inconsolable.
• Insatisfacción a cualquier intento de distraerlo.
• Gritos y llanto como medida para conseguir lo que quiere.
• Desobedecer las peticiones, justificadas, de sus representantes.

Nunca es Tarde
Todavía estás a tiempo de enseñarles a tus hijos cuál es el comportamiento que deben mantener de acuerdo a cada situación. Explícale por qué deben obedecerte, qué sucederá sino lo hacen, por ejemplo: si continúas jugando con la tijera te lastimarás. Evita imponer tus peticiones, aunque eres la mamá ellos son individuos en crecimiento, son personas igual que tú y no les gusta sentirse presionados, tienen derechos.

Colaboración en Casa
El núcleo familiar debe colaborar actuando por igual, es decir, la tía debe mantenerse firme, con paciencia y respeto, guiar como papá y mamá lo están intentando. También sucede en el caso de los abuelos, primos, padrinos, madrinas, entre otros. Si todos responden equitativamente los niños recibirán el mensaje correcto: esto lo puedo hacer y aquello no.

Evita Presionarte
• Mucha paciencia se necesita para librar con éxito estos pequeños. Pero no le des entrada a la frustración si no ves cambios a corto plazo.
• No permitas que terceras personas se inmiscuyan en un proceso tan delicado.
• Cada familia tiene su ritmo porque sus integrantes conviven entre diferentes temperamentos.

Alegría y Desilusión
• Complacerlos 100%, las 24 horas del día es el sueño de todo padre.
• Sin embargo, para fortalecer sus habilidades psicológicas es recomendable dejarlos sentir tristeza o desilusión cuando algo no concuerda con su armonía.

 

 

Lisselte Vásquez/Especial para Westchester Hispano

Publicado el 14 Marzo 2015

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

Hombre ebrio arrestado por DWI agravado en Mamaroneck

FacebookTweetPinPrint El conductor tenía más del doble del límite legal cuando lo detuvieron, según la ...