Home / Salud / La sarcopenia y por qué debe preocuparte

La sarcopenia y por qué debe preocuparte

La pérdida de masa muscular está asociada al envejecimiento y al sedentarismo

Los ejercicios ayudan a evitar la pérdida de la masa musacular en personas mayores.

Has observado alguna vez cómo se queda tu brazo o pierna cuando te retiran una escayola? Si lo comparas con la otra extremidad la diferencia es evidente: la que ha permanecido inmovilizada está visiblemente más delgada. Eso se debe, tal como explica María Izquierdo-Pulido, profesora de Nutrición y Ciencia de los Alimentos de la Universidad de Barcelona, a la pérdida de masa y potencia muscular. “El músculo necesita movimiento y actividad”, asegura la experta, quien explica que, a partir de cierta edad, debemos tener muy presente la posibilidad de sufrir sarcopenia. ¿Nunca has oído hablar de ella? Descubrimos sus claves con la ayuda de la profesora de la UB.

Qué es la Sarcopenia

La sarcopenia es la pérdida progresiva de la masa y potencia muscular, que se produce como consecuencia del envejecimiento, pero también si llevamos una vida sedentaria. Actualmente, se ha podido determinar que frecuentemente la fractura típica que se produce en una persona anciana está más asociada a una falta de fuerza muscular, que ha provocado la caída y, por tanto, la fractura, que no a un problema de osteoporosis o de baja densidad ósea.

¿Por qué se produce la sarcopenia?

La pérdida de masa muscular esta asociada inherentemente al envejecimiento y es consecuencia de la interacción de varios factores como son: factores genéticos, factores del sistema nervioso, se pierden progresivamente unidades motoras, factores del propio músculo, se produce una reducción de la fuerza muscular, factores hormonales, especialmente hormonas sexuales (testosterona en hombres y estrógenos en mujeres) ya que disminuye su síntesis durante el envejecimiento y factores de estilo de vida, en especial el sedentarismo.

Es básico tener una vida activa para disminuir el riesgo de desarrollar sarcopenia. Se calcula que una persona adulta en reposo absoluto, por ejemplo durante una hospitalización, en unos 10 días puede perder un 6% de masa muscular, lo cual conllevará pérdida de fuerza muscular.

Muchos de nosotros tenemos la imagen de cuando nos han retirado una escayola de un brazo o de una pierna.

En referencia a la otra extremidad, está extraordinariamente delgado, es por la pérdida de masa muscular. El músculo necesita movimiento y actividad.

 

 

Sala de Redacción / WestchesterHispano
Publicado el 30 de diciembre 2017

 

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. 2017.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE PERIÓDICO SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA Y ESCRITA DE LA EMPRESA EDITORA.
Facebook Comments

About userwh15