Home / Negocios & Dinero / Cómo cuidar tú dinero

Cómo cuidar tú dinero

En cada edición de Westchester Hispano te iremos entregando consejos para cuidar tus ingresos y sobre todo ahorrar.

Anota tus gastos durante un mes

  • Ahorrar dinero no es tan complicado como parece, pero antes de recortar tus gastos, necesitas saber exactamente en qué se te va el dinero.
  • Para averiguarlo, anota durante un mes tus gastos diarios, semanales y mensuales. Puedes hacerlo en una aplicación móvil o en una libreta que lleves siempre contigo en el bolso. Es muy posible que te lleves una sorpresa.
  • Una vez que te des cuenta en qué gastas el dinero, puedes decidir qué cosas son necesarias y de cuáles puedes prescindir. Ese café que te compras camino al trabajo o el agua mineral embotellada que sueles beber, pueden llegar a sumar una cantidad considerable al final del año, que te podrías haber ahorrado con un poco de planificación.
  • Puedes por ejemplo, salir siempre de casa con una botella llena de agua de la llave o comprándote un termo para llevar al trabajo café hecho en casa. Si en tu trabajo cuentan con una máquina para hacer café, otra opción es esperar a llegar a las instalaciones de tu empleo, para tomarte el café, ahorrándote el gasto.
  • Y qué tal esa hermosa ropa que sueles comprarte con tu tarjeta de crédito: Piensa en los intereses que te cobran cada mes si no pagas la totalidad de las compras. No creas que ya no podrás disfrutar de estos gustitos. Lo puedes hacer, pero es muy importante buscar alternativas que te permitan ahorrar. Plantéate el objetivo de gastar un poco menos y ahorrar un poquito más cada mes.

 

Págate a tí primero

  • El secreto para convertir el ahorro en un hábito es darte prioridad a ti. Esto quiere decir que te pagues a ti cada mes al igual que pagas a todos tus acreedores habituales.
  • Plantéate un objetivo realista a largo plazo y luego “págate” guardando una cantidad de dinero fija en una cuenta de ahorros o de inversiones.
  • Asegúrate de hacerlo el mismo día de cada mes (por ejemplo, cada día 10 del mes).
  • Si te esperas a fin de mes para ver lo que te queda, probablemente te encontrarás con que no te queda gran cosa.
  • Tu meta es hacer del ahorro un hábito tan arraigado que ya no puedas imaginarte tu vida sin él. Al final de cada mes tendrás la satisfacción de saber que has conseguido proteger tu futuro y el de tu familia un poco más que antes.

 

Sala de Redacción/WestchesterHispano
Publicado el 10 de febrero

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. 2018.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER MATERIAL DE ESTE PERIÓDICO SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA Y ESCRITA DE LA EMPRESA EDITORA.
Facebook Comments

About userwh15